El Buen Padre Sabe Dar



Por la mañana, Señor escuchas mi clamor; por la mañana te presento mi ruego, y quedo a la espera de tu respuesta. Salmo 5:3

Nuestras expectativas tienen un poder tremendo en nuestras vidas. No siempre tenemos lo que

entendemos merecemos en la vida, pero normalmente no obtenemos más de lo que esperamos: recibimos lo que creemos. Desafortunadamente, este principio funciona con igual poder tanto en lo negativo como en lo positivo. Mucha gente espera derrota y fracaso, y eso es lo que realmente recibe. Pero ¿porque no podemos creer en las cosas buenas con la misma facilidad con la que creemos las malas? El secreto es espera cosas buenas de Dios nuestro Padre. ¿Estás atravesando un tiempo difícil? Pídele a Dios sabiduría mientras cambias tus expectativas. Y aunque se esté moviendo el suelo a tus pies; proclama por tu boca Padre, sé que vas a usar esto para mí bien. Y sé que al salir de esto me harás más fuerte que nunca.

Mateo 7:11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden?


0 vistas
  • Facebook Basic Black