Adelante y Arriba



Si te parece que has cometido errores, que has tomado decisiones desacertadas o incluso que has fracasado de manera lamentable, recuerda que no eres el único. Muchos grandes personajes de la Biblia también erraron; pero aprendieron de sus equivocaciones. Dios se acercó a ellos justo cuando veían sus sueños y esperanzas truncados y les dio una nueva razón de ser.

Cuenta una historia que una Señora mayor se resbaló y cayó en una concurrida calle. Varias personas se apresuraron a asistirla, pero ella ya se estaba incorporando con dificultad por sus propios medios.

Estoy bien-les aseguró-siempre me caigo hacia adelante, nunca hacia atrás.

Cuando sufrimos un tropezón, en vez de lamentarnos por nuestro desliz o por el golpe que nos dimos, procuremos sacar alguna enseñanza de lo ocurrido y fijar la mirada en el futuro. Así la caída será hacia adelante. Y la mirada hacia arriba. Sin duda; podrás levantarte.

Por lo tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:1-2

#reflexion #errores #levantarse #Hebreos1212

0 vistas
  • Facebook Basic Black