¡Decisiones!



Muchos pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión. Joel 3:14

Me asaltó esta mañana la palabra decisión. Nuestra vida está basada en la toma de decisiones y venir a los pies de Cristo, no cambia esto; al contrario lo reafirma. Una decisión puede hacer la diferencia entre recibir una gran bendición de Dios o una gran carga de problemas. Me parece que hay hoy, mucho pueblo en el valle de la decisión y es necesario que consideres la voz de Dios en cada una de tus decisiones.

La decisiones siempre traerán consecuencias a nuestra vida; buenas o malas; pero las malas decisiones en particular pueden traer a nuestras vidas realmente consecuencias nefastas. Y en muchos de los casos, estará sólo en nuestras manos decidir, salir a flote o esperar el naufragio. Es específicamente sobre la toma de decisiones la Voz de Dios que hoy comparto en Mis Letras.

Vino a mi mente el fabuloso personaje de Jonás, quien fue sorprendido por Dios con una palabra en la mañana, con un mandato: Jonás 1:2 “Levántate y ve a Ninive, aquella gran ciudad y pregona contra ella, porque ha subido su maldad delante de mí.

En seguida Jonás se levantó, pero decidió huir de la presencia de Dios a Tarsis. v.3

Así fue como comenzó Jonás a adentrarse a un gran valle de decisiones. Halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, fue camino a su naufragio; -digo perdón, para Tarsis.

En el valle de la decisión probablemente nos encontramos con muchas posibilidades de escape, que pueden ser muy oportunas, pero que no van a tono con lo que Dios quiere exactamente para nuestras vidas. Creo que muchos hoy están pagando sus pasajes para un naufragio espiritual, igual que lo hizo Jonás.

Estando en la nave Jehová hizo levantar un gran viento en el mar, una gran tempestad, mientras Jonás dormía. V.4-5 Esta es la condición de muchos hoy frente a importantes decisiones espirituales en sus vidas. Están dormidos, porque tomaron decisiones que parecieron muy oportunas, pero que no estaban a tono con la voluntad de Dios; sin embargo se encuentran confiados en sí mismos; y aún no se han podido percatar de la gran tempestad que está a su asecho.

Dice la escritura que el patrón se le acercó a Jonás diciendo:” ¿Qué tienes dormilón? Levántate y clama a tu Dios” v.6

Un hombre que no conocía Dios le estaba diciendo a un profeta de Dios que se levantara y clamara. Pueblo, ¿Cuántas cosas tendrán que pasar para que hagas las cosas como Dios dice? Seguido Jonás se encontraba declarando su culpabilidad por su mala decisión; y Jonás fue echado en el mar. En medio de su naufragio y ahogo; Jehová tenía preparado un pez para que se lo tragase. V.17 Allí estuvo Jonás tres días y tres noches. Y aunque parezca poco tiempo, en las condiciones que se encontraba podía sentirse como una eternidad.

Dios le dio una salida a Jonás, pero le dio días para que pensara en lo que había hecho y recapacitara de sus malas decisiones, hasta que el pez lo vomitó en tierra; luego de que Jonás hubiese clamado a Dios. Y Dios le dio las mismas instrucciones. “Levántate y vé a Ninive” Entonces Jonás, se levantó y fue a Ninive.

Todas esas vidas que están sintiendo que se ahogan en la tormenta, que sus problemas les están tragando y otros que andan con un edor a vómito de decisión; Dios les está abriendo nuevas oportunidades para tomar el camino correcto. El no quiere la muerte del que muere, sino que todos procedan al arrepentimiento para vida eterna. Ezequiel 18:32

¿Sientes que cometiste un grave error, una mala decisión? O ¿Te encuentras en la dirección contraria a la que Dios te envió?

¡Despierta, levántate y Clama a tu Dios ahora! El está presto para escucharte.

#Jonás1 #ReflexiónDecisiones

17 vistas
  • Facebook Basic Black