Empujones Violentos



En la vida te encontrarás con gente que solo estará observándote, con los que estarán a tu lado mientras puedan recibir algo a cambio, los que estarán contigo en las buenas y malas, los que en las malas, se olvidarán que existes, y los que llegarán para empujarte.

Habacuc era un profeta llamado por Dios en un tiempo en el que la gente que le rodeaba, no tenía ningún interés en escuchar lo que Dios quería decir. En medio de circunstancias injustas e incómodas, Habacuc preguntó a Dios: “¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no oirás?” Habacuc 1:2

Habacuc no fue con rodeos, fue muy directo en su pregunta y Jehová le respondió: “Mirad entre las naciones, y ved y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aún cuando se os contare, no la creeréis. Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas.” Habacuc 1:5-6

Esa respuesta era a medias lo que Habacuc quería escuchar. En otras palabras Dios le estaba confirmando al profeta que él tenía un plan, un propósito y que actuaría prontamente; pero también le dio a entender que si le contaba como lo iba a hacer, no le creería. Dios utilizaría un ejército cruel, malvado, pillo y perverso para resolver el problema. O sea voy a resolver tu problema con más violencia.

Puede que hoy aún no entiendas que hay cierto tipo de personas necesarias en tu vida. Y aún más necesarias en tu camino espiritual. Dios no quitará a ese ejército de personas que constantemente te oprimen hasta disgustarte; si estás orando para que Dios los quite de tu lado, cambia tu oración, porque Dios no los va a quitar, sino que los va a usar para empujarte a tu propósito.

Me empujaste con violencia para que cayese, pero me ayudó Jehová. Salmo 118:13

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. Isaías 41:13

#Habacuc116

0 vistas
  • Facebook Basic Black