Seguridad y Certeza



En los Estados Unidos sabemos que es imperante la necesidad de tener seguros; hay seguros contra incendio, inundaciones, seguros de vida, médicos, automovilísticos y seguros contra muchas otras cosas. Pero vivimos constantemente inseguros, entre más problemas, más inseguridad. La falta de estabilidad política, cosas como la corrupción gubernamental, empresarial, el caos económico, la delincuencia común, la proliferación del sida, los problemas escolares, la inestabilidad familiar, la escasez de trabajo, la pobreza y otras inquietudes, mantienen a la población descontenta e insegura.

Obviamente hay excepciones, pero para muchos el futuro es incierto, pocos pueden planear con algún sentido de seguridad y confianza. ¡Cuán importante es tener alguna seguridad! Pero, que sea una basada en la realidad de lo que se pueda experimentar y no en un sentimiento motivacional falso. Sin embargo, a pesar de la incertidumbre que puedas tener en tu trabajo, tu pareja, en tu familia, tu negocio, tus planes, tu salud o en cualquier otra área, hay algo en lo que puedes, sin lugar a dudas, tener absoluta certeza, completa seguridad y confianza total.

El Apóstol Pablo también afrontó mucha incertidumbre. Él dijo haber experimentado: "cárceles, peligros de muerte, azotes con varas, naufragios, peligros de ríos, de ladrones, peligros en la ciudad, en el desierto, en el mar, peligros entre falsos amigos, trabajo y fatiga, desvelos, hambre y sed, frío y desnudez" (2 Corintios 11: 23-28). Todo esto y más de lo que hoy nos aflige, Pablo lo experimentó. Pero, varias veces él usó la expresión: "estoy seguro", y aseveró que se consideraba vencedor (Ro.8:37-39). ¿Seguridad y victoria? ¿Cómo es esto? ¿Será posible? Escucha sus palabras: "estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo futuro, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:38-39). Y agregó: "yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día" (2 Timoteo 1:12).

Seguridad de victoria en las inquietudes presentes y certeza en el futuro eterno. Todo eso, depende del poder de Jesucristo. Y es certeza para quienes han creído en El.

#Romanos83739 #Reflexiónseguridad

0 vistas
  • Facebook Basic Black