VIAJEROS EN EL TIEMPO



Hace algún tiempo no compartía alguna reflexión por aquí; y es que me encuentro bastante ocupada con todo lo que respecta al pastorado. Sin embargo, llevo algunos días meditando en algunas cosas que el Señor me ha estado ministrando y cuando esto ocurre, intento separar un espacio de tiempo para compartir algo de ello en Mis Letras.

He leído algunos artículos, visto también algunos videos o títulos de películas que hacen referencias al tema de “viajeros en el tiempo.” Videos donde personas que van caminando y simplemente en algún punto desaparecen, tramas de películas donde los personajes insisten en encontrar alguna forma de volver al pasado para cambiar algo de su historia y artículos donde personas desaparecidas por años, aparecen explicando que quedaron atrapados en el pasado en una especie de agujero del tiempo.

Esto llamó mi atención; es como una campanita, como un sonido del Espíritu que me dice: “Presta atención”. Entonces me pregunto; ¿Por qué el tema se hace más fuerte? Y ¿Por qué llama tanto la atención este tema? Esa precisamente, es la voz de Dios que hoy comparto en Mis Letras. El hecho de que hay personas, que en verdad anhelan que esto pueda ser cierto y que esos misteriosos agujeros del tiempo puedan ser accesibles. Personas que viven su presente, detenidos en el pasado.

Escribo a cerca de aquellos que hoy están pensando en relaciones pasadas, en quienes una falta o error del pasado los detuvo para ya nunca hacer nada más. Gente que hoy, aunque parezca extraño y misterioso realmente se encuentran en una especie de agujero, de un hoyo donde no hacen otra cosa que viajar al pasado cada día, pero a través de sus pensamientos. Ellos intentan encontrar en sus mentes ese punto específico donde pudiesen cambiar el pasado o traer el pasado a su presente.

Hoy Dios quiere que estas personas entiendan que la vida abundante que El preparó para nosotros, no puede ser vivida desde un hoyo. David vivió la experiencia de este hoyo y frecuentemente miraba atrás, escribía sobre experiencias pasadas y en ocasiones pareciera que en medio de sus circunstancias el futuro le era incierto; como si su futuro dependiera del pasado. Pero escribió en el Salmo 40:2 Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso; asentó mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos (BLA).

Ese hoyo, ese agujero es destructivo, ese lugar solo ayuda a hundirse más y detiene nuestros pasos. Para quienes se encuentran en este agujero, solo hay una forma de salir de allí; a través de un rescate. Es Jesús quien puede hacerlo; El es el que rescata del hoyo tu vida…Salmo 103:4. El que afirma, asienta tus pies sobre él mismo; El es la Roca.

Fuimos creados por Dios para vivir en las alturas y el cielo es nuestra morada eterna. Necesitamos vivir la vida abundante de Dios y esa vida no está metida en un hoyo, es una de altura, de peldaños.

Pablo decía: No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:12-14

Nuestra meta está delante; toma la mano del Rescatador.

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos…1 Timoteo 2:5-6

Dejemos que El afirme nuestros pasos mirando el pasado con perdón, el presente con amor y el futuro con Esperanza.

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Eclesiastés 3:3

#Eclesiastés33 #Filipenses3214 #Salmo1034 #Salmo402 #ElTiempo #ElPasado #ViajerosenelTiempo

0 vistas
  • Facebook Basic Black