Viviendo En Las Nubes



Las nubes son a veces blancas e hinchadas, tan grandes y en ocasiones, tan grises que bloquean por completo al sol. La voz de Dios que hoy comparto en Mis Letras va dirigida a quienes, no solo admiran la belleza de las nubes, sino que parece que están atrapados en ellas.

Job 22:14 nos dice: “Las nubes le rodearon, y no ve; y por el circuito del cielo se pasea”.

Las nubes a las que se refiere este texto simbolizan, no a los propios pensamientos en los que nos sumergimos a veces, sino a esos espacios largos de tiempo, que nos alejan de la realidad.

Esto me recuerda la película publicada hace muchos años; Mary Poppins, quien siempre hace su aparición volando con su paraguas entre las nubes, resuelve las cosas con magia, siempre confiada en que todo estará bien.

Muchos cristianos, como Mary Poppins se han acostumbrado a vivir despistados en las nubes y, lo más grave, es que creen que todo estará bien.

Algunos lo que hacen es soñar en lo que llegaran a ser, pero jamás mueven ni un solo dedo para alcanzar tales anhelos. Al igual que Mary Poppins, viven una vida de fantasía, sin el mínimo esfuerzo; no consideran su relación con Dios como la única garantía de la realización. Y creen que llegaran, como por arte de magia. Olvidan lo que bien nos dejó dicho Jesús: “separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15:5

Podríamos decir que muchos hoy, se han convertido en "supervisores de nubes". Es como si estuvieran acostados en una hamaca en el cielo y esperando que todo les caiga, como el maná que llovió sobre el desierto.

Si bien Dios hizo que lloviese maná; el pueblo necesito salir de Egipto, atravesar el Mar Rojo y llegar al desierto para verlo. Quien permanece en las nubes, jamás experimentará la lluvia.

Job nos continúa diciendo: “Aunque subiere su altivez hasta el cielo, y su cabeza tocare en las nubes, como su estiércol, perecerá para siempre; los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él? Job 20:6-7

No. No todo estará bien. Andar por las nubes, puede parecerte bueno, pero su fin es de muerte. (Prov. 14:12)

Dios está llamando gente a conquistar sus promesas, a arrebatar lo que les pertenece; y eso no es posible sin una buena relación con el Dios de las promesas. No puedes simplemente pensar que Dios lo hará; debes bajar de la nube y hacer tu parte. ¡No te quedes atrapado en las nubes! No puedes depender de los demás. Tan pronto desciendas y pongas tus pies en tierra y mires hacia el cielo, te darás cuenta de que una estrella sola no constituye el firmamento. Se necesita todo un equipo de ellas. Cuando nos unimos estrechamente en relación con Dios y con la Iglesia, hacemos un equipo, no solo de soñadores, sino de conquistadores.

Con estas líneas no quiero quitarles el ímpetu a los soñadores.

¡Ni más faltaba!

Es claro que todo comienza soñando a veces desde una banca y eso no tiene nada de malo. Lo errado es treparse a las nubes y quedarse allí "flotando" durante mucho tiempo.

Podemos mirar hacia lo más alto; el cielo, donde se encuentra entronado el Dios de lo imposible anhelando llegar hasta ese lugar en el día postrero. Pero hoy, aún estamos en esta tierra y… No es necesario hacer las obras del que nos envió, entre tanto que el día dura y la noche viene. Juan 9:4

Es tiempo de trabajar y esforzarnos por primeramente consolidar nuestra relación con Dios y luego en conquistar aquello que soñamos, porque Él lo prometió.

¡Vamos, avanza; no te quedes atrapado en esas nubes!

#Job2214 #Job2067 #Juan155 #Proverbios1412 #ViviendoenlasNubes #Juan94

17 vistas
  • Facebook Basic Black