¿Lloviendo Tristeza?




No hay que ser muy espiritual para darse cuenta de la condición tan triste en la que se encuentra el mundo entero. Hay un torrencial de lluvias de tristeza intentando inundar al mundo.

Sonreír cuando todo lo que nos rodea es tan triste, es el gran reto que tenemos hoy. Maria Teresa de Calcuta una vez dijo: «La paz comienza con una sonrisa»

La voz de Dios que hoy comparto en Mis Letras nos lanza el reto de sonreír cuando toda la creación gime.

Romanos 8:22-23 nos dice «Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos...»

Este mundo agoniza, desde su creación ha perdido su esplendor, y aunque aún hay cosas hermosas que apreciar, lo cierto es que está gimiendo como consecuencia de la decadencia que experimenta. Pero veamos por qué decimos que este mundo agoniza. Primeramente, este mundo agoniza porque está bajo la influencia de Satanás. 1 Juan 5:19 dice así ...“Sabemos que somos hijos de Dios, y que el mundo entero está bajo el control del maligno”. (1 Juan 5:19)

Segundo, este mundo agoniza porque la maldad aumenta cada día... “y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12) y el mundo agoniza porque está destinado a la destrucción. 2 Pedro 10:7-10 lo describe de la siguiente manera... “Pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. Más, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas”.

Por tanto, este mundo está agonizando porque está bajo la influencia de Satanás, la maldad crece cada día más y está destinado al juicio divino y destrucción total; pero el Señor mismo nos exhortó diciendo... “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.”

No es tiempo de dejarnos sobrecoger por la tristeza, la ansiedad, la negatividad o el desánimo. Para quienes hemos conocido la redención, sabemos que nuestra vida en este mundo es pasajera, breve, además de irónica. Pablo lo describe así «Servimos con pureza, conocimiento, constancia y bondad; en el Espíritu Santo y en amor sincero; conocidos, pero tenidos por desconocidos; como moribundos, pero aún con vida; golpeados, pero no muertos; aparentemente tristes, pero siempre alegres”

‭‭(2 Corintios‬ ‭6:6, 9-10‬ ‭NVI‬‬)

Este pequeño pasaje tiene garra. Es poderoso, irónico y desafiante. En otras palabras dentro de toda esta contrariedad de vida, nos alegramos siempre. En lo personal, creo que esto es una orden para quienes hemos creído, aunque parezca difícil, no es imposible de cumplir. Nos dice... Estar siempre alegres; sonrían y punto. No a veces, cuando las cosas van bien, cuando todo esté en calma, sino siempre.

Si le abres la puerta a la negatividad, tristeza, ansiedad o el desánimo y les dejas entrar a tu vida, viajará contigo en el auto, ten la seguridad que luego, querrá un sitio en tu mesa, y si le das un asiento en la mesa, querrá dormir en tu cama. Si la tristeza toca a tu puerta, no le dejes entrar; recuerda que ella es pasajera y simplemente sonríe.

A menudo, suelo sonreír al recordar cosas hermosas que Dios ha hecho o me ha prometido. La Escritura nos revela esta promesa... «Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.» (Apocalipsis‬ ‭21:4‬)

Entonces en ese momento recordarás que, un día todo comenzará de nuevo y la sonrisa acompañará tu rostro.

En medio del caos, el reto es sonreír. Si el mundo está haciendo que llueva tristeza; entonces haz de tu sonrisa un paraguas y deja que llueva; todo aguacero es temporal.

¡Dios te bendiga!





73 vistas1 comentario
  • Facebook Basic Black