¿Necesidad?


Números 32:5-7 PDT nos dice: "Si tienes una buena opinión de nosotros, tus siervos, danos esa tierra, y no necesitemos atravesar el río Jordán."

Moisés les dijo a los de Gad y Rubén:

—¿Es que sus hermanos deben ir a la guerra mientras ustedes se quedan aquí? ¿Por qué tratan de desanimar a los israelitas para que no pasen a la tierra que el SEÑOR DIOS les ha dado?


Para muchos “necesidad” es una mala palabra, pero cuando Dios nos da una visión, ésta siempre genera una necesidad. 

Dios le dijo a Noé que iba a llover y le pidió que construyera un arca, a pesar de que no conocía lo que era la lluvia y nunca hubiera visto un barco. Dios le dio los planos y con ello una visión para salvar a la raza humana del diluvio. Esa visión generó necesidad: materiales, herramientas, manos hábiles para construir, personas que también creyeran en la visión, y el apoyo de sus seres queridos.

A Moisés le pidió que armara un tabernáculo, y esa visión también generó necesidad: materiales, mano de obra y personas que llevaran una ofrenda. 

A David le pidió la construcción de un templo. Ante la necesidad, David tuvo que pedirle al pueblo que acercaran todo lo necesario para construirlo, y tuvo que posicionar a su hijo Salomón para terminar la visión. Muchas cosas fueron necesarias: respuesta, mano de obra, materiales, tiempo, humildad y recursos para construir lo que Dios le estaba mostrando. 


Y tú, ¿cómo ves la necesidad? ¿la ves como algo negativo o como algo positivo?

Donde no hay necesidad, no hay visión y no hay progreso.

Puede que hoy frente a las circunstancias que estamos afrontando aun tengas una visión, una meta sin alcanzar a la cual dar comienzo y te has estancado en la palabra necesidad. Sin embargo, esta palabra te dice que precisamente necesitas dar comienzo a lo que lleva años en espera. Puede que esa visión genere la necesidad de recursos: personas dispuestas, equipo o permisos; pero es seguro que en tu esfuerzo por avanzar cada uno de ellos lleguen a la mano.


En un sentido espiritual, quizás tu necesidad hoy es que Dios te muestre si estás haciendo lo correcto; si te está llevando a la corrección, a la real intimidad con Él para el cumplimiento del propósito que tiene para tu vida. Si esta es tu situación; entonces, ¿qué esperas? Necesitas reconocerlo, corregir esas áreas, buscarle con pasión y avanzar a tu propósito.

Reconocer la necesidad, también es una oportunidad de Dios para ver su provisión; pero requiere muchas veces de un cambio de molde, nos empuja a salir de una mentalidad de víctima o de sabihondo y nos lleva a adoptar una mentalidad de hijo de Dios.


Cuando el pueblo de Israel, estaba cerca de alcanzar el propósito de toda su travesía por el desierto; necesitaba atravesar el Jordán y ganar una guerra, para poner sus pies firmes sobre la tierra prometida; y eso no sería posible si ellos no sólo reconocían su necesidad de un cambio de actitudes y mentalidad, sino que en efecto permitieran que Dios lo hiciera. Ellos intentaron evadir esa necesidad con un... "Si no necesitaramos atravesar el río Jordán", pero Moisés no lo permitió. El quería enseñarles que ser hijos de Dios que alcanzan el cumplimiento de la visión, se hace más fácil cuando dejamos a Dios, ser Dios. Dios les proveyó de unidad, fuerzas y valentía. ¡Y Dios les dio la victoria!


La visión no es nuestra, no pertenece al hombre, sino a Dios y Dios es quien hace toda provisión a nuestras necesidades. Entonces; qué importa si somos personas con más visión que recursos, sigamos adelante, porque ya sabemos que la necesidad es una oportunidad para ver al Jehovah Jireh en acción. Porque Dios es suficiente, es TODO lo que necesitamos.


Yo, personalmente estoy en expectación de lo que Dios hará en mi necesidad; ¿Y tu?

0 vistas
  • Facebook Basic Black