ALMA VIVIENTE O ESPÍRITU VIVIFICANTE


Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.” ‭‭1 Corintios‬ ‭15:45‬


Sólo hay dos estados en el que el hombre puede caminar. El estado del orden natural o el estado del orden espiritual. Sobre ellos es la Voz de Dios que hoy comparto en Mis Letras.

Cuando no hemos recibido realmente a Jesús caminamos en el orden natural, como alma viviente, pero en Cristo nace en nosotros un nuevo orden espiritual y caminamos con un espíritu vivificante.


Los que caminan en el orden natural, tienen muerto el espíritu, por lo tanto, todo lo que tiene que ver con Dios, para ellos no tiene sentido, no lo entienden, no lo anhelan, no lo disfrutan, no tienen la capacidad de percibirlo. Lo que domina en el orden natural es el alma, reacciona ante las cosas que le dicta la mente, el temperamento o sea, las emociones, por eso hay personas que no se pueden controlar en sus reacciones, gritan, golpean, lloran, se ríen descontrolados, van de un enamoramiento a otro, porque son personas gobernadas por el alma. Si las emociones dictan que me enoje, me enojo; si me dicen que estoy muy alegre entro en euforia; si me quiero vengar, me vengo; vivo por lo que dictan las emociones. Actúan en el orden de Adán, son almas vivientes muertos en espíritu.

Bien lo describe el apóstol Pablo en 2 Corintios 2:14 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.


Pero éste accionar, cambia radicalmente en el orden de Cristo; porque ahora son espíritus con vida, espíritus vivificados. El que está vivo, actúa diferente al que está muerto en el espíritu, de manera fluida, sin esfuerzo, porque ahora es su característica, su naturaleza.

En el orden del alma viviente, Dios no es real, son ajenos a la vida de Dios, dicen si, Dios existe; sin embargo, su espíritu está muerto, y gobierna la dimensión del alma.

Esa es la diferencia de porqué, como alma viviente cuando alguien le hace algo, dice quiero vengarme, pero como espíritu vivificado no reacciona como antes, sino que puede decir: no voy a pagar mal con mal. Como alma viviente reacciona con ira, como espíritu vivificado reacciona con templanza; como alma viviente cede a todas las tentaciones, como espíritu vivificado decide lo que es mejor para su vida; como alma insulta, golpea, como espíritu vivificado bendice, abraza; como alma viviente le gusta recibir, como espíritu vivificado aprende a dar; como alma viviente es egoísta, como espíritu vivificado es dadivoso; como alma viviente manipula, como espíritu vivificado convence; como alma viviente vive en el temor, como espíritu vivificado vive en la dimensión de la fe.

Es decisión de cada hijo de Dios, crecer en la dimensión del espíritu, y si todavía gobierna el alma, examínese, de acuerdo a estas directrices.


De modo que si alguno está en CRISTO, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí TODAS son hechas nuevas.“ 2 Corintios 5:17

113 vistas4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo